Destacada

Prepara el bocadillo: Cañón del Río Leza

Prepara el bocadillo. Nos vamos de ruta hasta el Cañón del río Leza. Un paisaje espectacular, que forma parte de la Reserva de La Biosfera de los Valles del Leza, Jubera, Cidacos y Alhama. Más de 7 kilómetros de grandiosos cortes de roca caliza y bosques de pinos que dejan paso al Leza que va erosionando el terreno.

La senda serpentea acorde con la forma de la montaña, a vista de dron se aprecian desniveles de 200 metros, un agua cristalina, tranquila en verano, fondo azul turquesa. El colorido de los árboles… ese verde clorofila, respira. 

La subida al mirador desde Leza, “ese repechito” en agosto, el sol que se cuela entre las hojas y esa brisa que nos da la vida, hace que bailemos a capricho de las curvas y meandros pronunciados que ha ido erosionado el río durante miles de años. 

Se agradecen esos tramos en los que mojas los pies, el Lorenzo calienta y nos quedan unas dos horas para recorrer este sencillo camino. Todo está perfectamente señalizado y es de fácil acceso, sencillo incluso para personas poco acostumbradas a caminar. Además hay zonas de descanso para tomar ese deseado bocadillo. 

Finales de verano, de este verano tan extraño, es la mejor época para visitar este trocito de paraíso. 

¡Ay Filomena!

Cuando bautizan a una borrasca o temporal significa (hablando claro): “¡Agárrate que viene fuerte!” y así sucedió. La borrasca Filomena nos dejó estampas que perdurarán en nuestros recuerdos para toda la vida. No sólo por el nombre atípico (menos para las 4.056 Filomenas que hay en España); si no por el frente frío que afecto a la mayor parte de España y que que dejó alucinados a los madrileños.
¿Quién nos iba a decir que por unos momentos dejaríamos de hablar de la pandemia que arrastramos desde 2020?

La nieve consiguió que olvidásemos por un momento la oscuridad y nos deslumbráramos con su manto blanco sobre los tejados, valles y montes.
No salgáis de casa decían… Y los que no salimos nos hartamos de ver fotografías de todo tipo en las redes sociales. Incluso a alguna famosa influencer cogiendo una cistitis. ¡Ya son ganas! Eso pensarían los que se quedaron atrapados en las carreteras en medio de la ventisca.

Los menos valientes esperamos a que dejara de nevar y sacamos el dron a gozar. Ahora es momento de compartir esas imágenes con vosotros.

Granja Las Nieves

“Es muy buena leche y la usan mucho en hostelería”, “Siempre he trabajado con ella y es de lo mejor. Además son buena gente”, “En muchos bares se usa la leche fresca de bolsa Las Nieves y no va nada el sabor del café con leche, está espectacular.”

Estos son algunos de los comentarios sobre la leche fresca de la riojana Granja Las Nieves. Este negocio familiar desde 1982 sigue esforzándose cada madrugón para ordeñar, pasteurizar, envasar y repartir la leche fresa que llega a nuestras cafeterías, ahora cerradas en Logroño y Arnedo.

La gente quiere seguir disfrutando de esa sensación y pregunta por redes dónde pueden hacerse con un par de bolsas y a la vez ayudar al comercio local. Algunos de los lugares que salen a la luz donde poder adquirir la leche que se paseaba por las calles la ciudad de Logroño son: el Horno Arguiñano de Avenida de la Paz, en Fresh Fruit de la Calle chile, en la panadería El Horno de Club Deportivo, incluso en la propia Granja Las Nieves en la nacional 111a dirección Oyón.

No dejemos que las empresas familiares dejen de producir lo que tanto nos han hecho disfrutar, las cosas sencillas, el aroma de un café con una buena leche fresca y autóctona.

Imágenes anteriores a la pandemia.

Galería de fotos:

Reportaje en Granja Las Nieves junto con la periodista Leire Díez.

Enlace a Nuevecuatrouno

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora